vibración

Cómo equilibrar tus Chakras y aumentar tu vibración

¿Qué es la frecuencia vibratoria?

¿Sabías que tienes el control de tu propio nivel de vibración? Cuanto más alto vibras, más cerca estás de manifestar, buscar y concretar tus deseos. Y es que la ecuación, entonces, es mucho más simple de lo que parece: perseguir y alcanzar tus sueños depende exclusivamente de ti.

¿Qué es la frecuencia vibratoria?


Seguramente te preguntarás de qué se trata vibrar alto. Te cuento que la frecuencia de tus ondas sería algo así como la cantidad de veces que suben y bajan en un segundo. Cuanto mayor es la frecuencia, más rápido es capaz de vibrar cada onda, y si te digo que nosotros mismos somos ondas, comenzarás a entender la importancia de mantener la frecuencia en alto, pues el mundo entero, el universo que habitamos, está compuesto por partículas que se comportan como ondas, son energía vibratoria, y a mayor frecuencia, mayor es la riqueza.

¿Cómo administrar la energía?

Aquí entran en escena los famosos Chakras. Quizá no lo sabías, pero las personas estamos repletas de energía, lo que ocurre es que a veces se nos escapa o no sabemos manejarla. Por eso, la clave está en saber guiar toda esa energía para poder destinarla a aquello que nos proponemos.

Los Chakras son centros energéticos que aloja nuestro cuerpo. Cada uno corresponde a un diferente aspecto de nuestro ser y a través de cada uno de ellos fluye la fuerza de la vida para influir en aspectos mentales, emocionales y físicos. ¿Ahora entiendes la importancia de buscar su equilibrio?

Llegó el momento de equilibrar tus Chakras

Aquí podría pasarme horas describiendo hermosas acciones que pueden ayudarte a activar cada Chakra para emprender así el camino de la alta vibración. Cuando hablo de acciones, hablo de actividades y actos realmente sencillos, posibles y cotidianos como hacer ejercicios físicos, entrar en contacto con la tierra a través de actividades como la jardinería, recibir un masaje relajante o descargar tu ira golpeando una almohada.

Hay varias cuestiones que pueden afectar tu energía, ya sea de manera favorable o desfavorable. ¿De qué hablo? De otras personas, alimentos, situaciones de tu cotidianeidad, lugares y actividades que pueden realmente condicionar el nivel de tu vibración sin que puedas siquiera notarlo. Sólo lo notarás si le prestas atención, claro, y si estás en busca de la vida que siempre soñaste, llegó el momento de enfocarte en tus ondas y aprender a equilibrar tus Chakras para vibrar alto. ¡Anímate! Ya verás, tus deseos, son tus propias órdenes.

Ir arriba