origen sistémico de las adicciones

El origen sistémico de las adicciones

Resulta habitual ver a una persona adicta como una persona enferma. 

Te cuento que no, esta relación no es cierta.

Te preguntarás entonces de dónde vienen las adicciones, cómo una persona acaba por ser adicta al juego, a las drogas, al sexo o al trabajo; qué hay detrás de un adicto al alcohol o de alguien que presenta una relación adictiva con la comida.

La respuesta es mucho más profunda de lo que imaginas, y aunque te cueste creerlo, tiene mucho más que ver con el amor ciego que te vincula a un miembro del sistema familiar, que con una enfermedad. 

¿Cómo surgen las adicciones?

Cada persona adicta esconde un amor incondicional en su alma. Se trata de una relación que se establece con un miembro de la familia que alguna vez fue excluido de ese sistema y, por consiguiente, despreciado. 

Con el correr de los años, un descendiente puede repetir la historia de quien fue excluido o rechazado en la familia por haber sufrido algún tipo de adicción.

Y ¿por qué habría de hacerlo? te preguntarás…

Aunque no lo creas, por amor. Repetir la historia es, para el descendiente, una manera en la cual esa persona excluida puede volver a pertenecer al sistema o, al menos, ser reconocido nuevamente como miembro de éste. 

¿Cómo sanar una adicción?

La terapia sistémica pretende ayudarte a encontrar una mirada que te permita ver a los miembros de tu sistema familiar desde la compasión, la aceptación y el amor sano.

Solo aceptando a nuestros progenitores y al resto de los miembros del sistema familiar, somos capaces de transformarnos para alcanzar ese equilibrio tan deseado en nuestras vidas.

La raíz de las adicciones es profunda, pero esto no significa que no haya una solución. El primer paso es cambiar la mirada hacia esa persona adicta y dejar de verla como un enfermo para verla como un “salvador, un héroe o un mártir”, es decir, gracias a que él lleva esa adicción no la llevas tú, tus hermanos, tus hijos, o algún otro descendiente, es decir esa persona está liberando al resto de tener esa adicción.

Por otro lado, es importante ver el problema y querer enfrentarlo, no solo para ser felices nosotros, sino también para evitar que se prolongue en las generaciones venideras. 

No importa que el sistema familiar no esté completo de manera física, si ese miembro que fue excluido ya no está presente en este plano. Como ya te he contado otras veces, nuestros antepasados y la relación que establecemos con ellos, aún en su ausencia, nos influye de tal manera que solo cambiando nuestra mirada hacia el sistema y sus miembros podemos desatar esos nudos para avanzar en un camino de felicidad.

¿Te animas a cambiar tu vida?

6 comentarios en “El origen sistémico de las adicciones”

    1. Hola Naty, muchas gracias por compartirlo conmigo. Sí, así de leales somos a nuestro sistema familiar, pero siempre es posible trabajar para sanar tu vida, así que te invito a hacerlo. Si me necesitas, aquí estoy. Un gran abrazo.

  1. Hola Graciela y muchas gracias por tus correos,siempre me aportan mucho aunque a veces no llego a entenderlos o verlos como tú. En este caso me suceden las dos cosas.
    Yo he sido adicta a una sustancia durante unos 7 años. Mi consumo empezó siendo social,junto a mi ex marido y sus amigos y parejas.no todos claro pero después de nuestro divorcio el consumo fue au.entando hasta que destruyó mi vida,mi persona,mi familia…Estuve más de un año en Proyecto Hombre pero no me sirvió de nada, su sistema no funciona conmigo. En junio del año pasado tuve una recaída brutal hasta que en agosto,no sé bien el motivo pero estaba tan cansada de esa vida que dije…hasta aquí. Y gracias a Dios Graciela no he vuelto a consumir.
    Ahora, qué relación tiene con mi familia?solo sé que mi madre alguna vez ha comentado que mi abuelo materno,después de intentar hacer planes com mi yaya y ante la negativa de esta, el buen hombre trabajador del campo hasta sus últimos días,se iba al bar y luego volvía ya pasado de alcohol. Entonces yo fui adicta por mi abuelo?? No lo entiendo. Según P.Hombre seré adicta toda mi vida y ellos la llaman enfermedad. Un fuerte abrazo

    1. Hola Inma. Sí, las adicciones son lealtades familiares. Tú estás cargando por amor ciego con esa adicción para que tu familia pueda mirar a ese abuelo que ha sido excluido del sistema por su adicción. Y no, no tienes que ser adicta toda la vida, tú puedes sanar tu vida. Si me necesitas, aquí estoy.

  2. Hola Graciela !
    Un gusto estar en contacto con vos nuevamente
    Gracias por compartir tu post !
    Tengo una Amada sobrina y su esposo con adiciones
    Gracias

    1. ¡Hola Alejandra! Muchas gracias por compartir conmigo tu historia. Espero que este artículo te haya ayudado a mirar su adicción desde la visión sistémica y comprender lo que les sucede y cómo también pueden sanar sus vidas. Un abrazo inmenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15585

DESCÁRGATE AHORA MI EBOOK GRATUITO Y FORMA PARTE DE MI CÍRCULO

¿Quieres sanar tu historia familiar e identificar el origen de los bloqueos inconscientes que te limitan en la vida?

Te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Graciela del Campo Vara como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign LLC. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en graciela@gracieladelcampovara.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Ir arriba