¿Y si no te gustan las Navidaddes por las reuniones familiares?

Puede pasar.

Y, de hecho, pasa.

Y mucho más de lo que te puedas imaginar.

Afortunadamente no es mi caso, a mí me encanta la Navidad, de siempre.

Y ahora la vivo con más ilusión si cabe, porque además, supone un reencuentro familiar.

Es en Navidad cuando nos juntamos la familia al completo.

Cuando mi querida hermana Alma, que vive en Turín, viene con su familia a pasar estas fiestas y disfrutamos sin parar (a veces demasiado) de hacer actividades todos juntos, padres, hermanos, cuñad@s, sobrin@s y niet@s.

Tres generaciones juntas…una maravilla…y ¡una locura también!…ja, ja, ja…

Sin embargo, hay otras personas, y quizás tú seas una de ellas, a las que no les gusta la Navidad precisamente por ese reencuentro familiar.

Porque es el momento en el que casi (y sin el casi) “por obligación” tienes que juntarte con familiares con los que no te apetece estar, con los que te juntas una vez al año y…porque es Navidad…¿sí o no?

Y cuando llegan estas fechas previas a la Navidad y empieza la organización de cómo repartirse los días de las comidas y las cenas para ver a las familias….>b>empieza a calentarse el ambiente y surgen los primeros roces y enfados prenavideños, que son sólo la muestra de que hay “algo no resuelto” en la familia.>>/b>

Y, muchas veces, son la antesala de momentos tensos y delicados en los días más señalados de las fiestas.

Y en vez de disfrutar de la Navidad, ésta se convierte en sufrimiento, angustia y dolor.

Ese “algo no resuelto” tiene que ver, en la mayoría de los casos, con:

• acontecimientos del pasado que han generado malestar, enfado, rencor, en algún miembro de la familia por la forma en la que otros miembros los han gestionado

• comportamientos de algún miembro que, en un momento determinado no se comportó como a otro le hubiera gustado

• críticas, opiniones y juicios de valor “gratuitos” que algún miembro ha hecho acerca de otro o de una situación en concreto

• expectativas frustradas de lo que cada uno considera que se “debería” hacer, ser o tener

• formas diferentes de ver la vida

• suposiciones y falta de comunicación

• y faltas de respeto

Si ese “algo no resuelto” que genera malestar, enfrentamientos violentos, exclusiones de miembros y situaciones incómodas, es el motivo por el que no te gusta la Navidad…

¡Hoy estás de suerte!

Tengo algo para tí que puede hacer que cambie 180º tu percepción.

¿Y si supieras que todo conflicto familiar está tratando de decirnos que hay algo detrás que necesita ser sanado y organizado?

¡Así es!

En toda familia, grupo, organización, hay un orden natural, basado en los órdenes del amor de Bert Hellinger (creador de las Constelaciones Familiares).

Y si ese orden se quebranta, aparecen los conflictos, el desequilibrio y la desarmonía dentro de la familia.

Así es que, si en tu familia hay algún conflicto de los que aparecen en los puntos de arriba (que sería lo normal… pasa hasta en la mejores familias….), tienes delante de tí una gran oportunidad para ampliar tu mirada y verlo desde otra perspectiva, colocarte en el lugar donde te corresponde estar y resolverlo para recuperar de nuevo la armonía familiar.

Todo acto a favor del orden alivia, nos hace sentir bien.

Tan sólo una Constelación Familiar (individual o en grupo) basta para:

 * revelarte el lugar donde se encuentra cada miembro de tu familia

 * localizar el origen del desequilibrio

 * resolver el conflicto (a través de afirmaciones sanadoras)

 * volver a colocar a cada miembro en el lugar donde le corresponde estar

 * y recuperar así la armonía familiar

Por algo se dice que >i>“una Constelación Familiar equivale a 100 terapias”…>/i>

¿Vas a dejar pasar otras Navidades sin hacer nada al respecto?

Está en tu mano.

Saca la bandera blanca….lo que no eres capaz de ver, te lo está tratando de mostrar el otro.

No es tu enemigo, es tu aliado.

Ésta puede ser una Navidad diferente a las anteriores.

Puede ser una Navidad tranquila y en armonía familiar.

Basada en el respeto, en ver más allá del ego del otro, en la empatía, en la confianza.

¡Dar el primer paso te hace grande!

Regálate-selo estas Navidades.

Reserva tu cita a domicilio o en mi consulta de Boadilla del Monte por Whatsapp 660774738 o dime dónde envío la tarjeta regalo.

¡Y disfruta con plenitud de esta Navidad y de tu familia!

Yo te acompaño.

La foto puede cambiar….y mucho.

¿Me cuentas cómo quieres que cambie la de tu familia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15585

DESCÁRGATE AHORA MI EBOOK GRATUITO Y FORMA PARTE DE MI CÍRCULO

¿Quieres sanar tu historia familiar e identificar el origen de los bloqueos inconscientes que te limitan en la vida?

Te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Graciela del Campo Vara como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign LLC. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en graciela@gracieladelcampovara.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Ir arriba