Y tú…¿te atreves a quitarte la máscara?

Todos tenemos una máscara.

Y no me refiero a que en cada momento seas capaz de comportarte de una manera o sacar una parte de tí que se adapte a una persona o a una situación X.

Me refiero a esa MÁSCARA CON MAYÚSCULAS, vamos…a TU MÁSCARA PERSONAL que lleva contigo toda la vida y de la que ni siquiera, muy probablemente, eres consciente.

Esa, que en un momento determinado de tu vida (suele crearse cuando eres un niño, incluso un bebé), elegiste para enfrentarte al mundo, para defenderte de él, para mostrarle lo que no eres y la imagen de cómo quieres que los demás te vean.

Al elegirla de una forma inconsciente, es difícil darte cuenta de que está y de que la usas constantemente en tu día a día, en tus relaciones con los demás, incluso contigo mismo.

Seguro que te ha pasado que hay gente que te ha dicho en algún momento de tu vida:

• con lo divertido que eres
• con lo seguro que estás de tí mismo
• con lo valiente que eres
• con el atractivo que tienes
• con la fuerza que transmites…

Y te ha sorprendido tanto que les has dicho…¿En serio que me ves así?…y probablemente les hayas contestado…”Para nada soy así…”

Eso es porque tú tienes una imagen de tí mismo que difiere de la que el resto ve en tí.

Lo que significa que si los demás lo ven en tí, es porque lo tienes, aunque tú no seas capaz de verlo en tí en ese momento.

Eso puede ayudarte a ser cada vez más consciente de tus cualidades, de tus potencialidades. Y si las usas correctamente, te servirán para conocerte más a ti mismo y sacarte el máximo partido convirtiéndolas en tus aliadas.

Lo más importante es que las veas, y una vez vistas, que te las CREAS.

Como suelo decir en mis cursos y talleres: “Si te lo CREES del verbo CREER, lo CREAS, del verbo CREAR”

Todo esto tiene que ver con una imagen de tí de la que no eras consciente hasta el momento en que otra persona te la pone de frente, te la muestra.

Sin embargo, cuando te hablo de TU MÁSCARA, me refiero a otro tipo de imagen.

A una imagen ficticia, inventada, creada en base a cómo quieres que el mundo te vea.

Y que nada tiene que ver contigo, con tu ser, ni con tu esencia.

Y te preguntarás…vale, entonces…¿QUÉ ES ESO DE TU MÁSCARA?

TU MÁSCARA es esa imagen que:

• quieres transmitir a los demás
• te ayuda a colocarte en el lugar donde te gustaría estar en el mundo
• te permite relacionarte socialmente en un nivel determinado
• te hace sentir seguro de tí mismo (falsamente)

Hasta ahí te podría parecer hasta ideal. Peroooo (ahora viene cuando la matan, ¡ja, ja, ja!)

Pero…¿EN QUÉ TE PERJUDICA TU MÁSCARA?

• te hace sentir agotado porque supone un enoooorme esfuerzo mantener para poder sostenerla ante el mundo
• te daña porque es un “quiero y no puedo”
• básicamente…te impide ser tú mismo

Que…¿POR QUÉ LA USAS?

Porque obtienes beneficios llevándola, te has acostumbrado a ella y te compensa.
¡Incluso la has cogido hasta cariño.!

Recuerda que tú no eres tu máscara, tú no eres esa imagen.

La buena noticia es que si quieres, puedes deshacerte de ella.

Sí, ya pero ¿CÓMO QUITARSE LA MÁSCARA QUE HAS LLEVADO TODA LA VIDA?

Lo primero reconociéndola, siendo consciente de que la tienes.

Y lo segundo, observando cuáles son las resistencias que te impiden quitártela.

Y aquí te doy algunos de los motivos que nos impiden mostrarnos tal cuál somos y que estoy segura de que pueden ayudarte:

¿QUÉ ESCONDES DEBAJO DE TU MÁSCARA?

• Miedo a no ser aceptado
• Miedo a ser juzgado
• Miedo a no estar a la altura
• Miedo a equivocarnos
• Miedo a no gustar
• Miedo a hacer el ridículo…

Para unos momentos y hazte consciente de cuál/cuáles son los que te están frenando en estos momentos.

Ser uno mismo, mostrarse tal cuál uno es, sin filtros, sin querer agradar, sin imitar, supone vivir desde la honestidad, desde la integridad, desde la coherencia.

Quitarse la máscara es no tener miedo a que cualquier pueda verdad sobre quién eres.

Piénsalo bien, ¡Hasta hoy TU MÁSCARA ha sido tu muleta!. Te ha servido y mucho.

Por ponerte una similitud, es como ese osito de peluche de los niños que si lo llevan creen que van a poder dormir mejor o ese amuleto que “te da suerte” y al que le das tu poder.

Y lo cierto es que ni el osito hace que el niño duerma mejor, ni el amuleto da suerte. Detrás de ese osito y de ese amuleto, estás tú.

Ya no necesitas más TU MÁSCARA. Agradécele todo lo que te ha aportado hasta ahora y despídete con cariño de ella para ¡darte la bienvenida! Siempre has estado ahí aunque nunca te hayas visto antes.

Debajo de TU MÁSCARA, siempre estás tú.

Si sigues escondiéndote detrás de la máscara, nunca te encontrarás.

Hoy te invito a que te despidas de quien no eres. Ya es hora de simplificar, de facilitarte la vida, de soltar.

Debes de estar agotado, ¿no?

Levantarte cada día y ponerte la máscara es tremendamente agotador.

Date permiso para ser tú mismo y además de la máscara se irán cayendo de tu vida, personas, objetos, situaciones, que realmente te estorban, te sobran y que habías estado manteniendo sin tan siquiera saber muy bien por qué y que te impiden disfrutar de una vida plena y consciente.

¡Atrévete a ser tú mismo, sin máscaras.!

Asume TODO tu poder, que es mucho.

Yo confío en tí. ¡Tú puedes! Y si te cuesta o necesitas ayuda, aquí estoy yo para poner la red, para sostenerte y acompañarte en todo el proceso, que es absolutamente maravilloso. ¡La gran aventura de la vida!

Sólo tienes que contestar este email o enviarme un WhatsApp al 660774738 y nos organizamos para vernos…en tu casa, en mi consulta de Boadilla del Monte, por Skype…como te resulte más cómodo y te sientas más a gusto.

El mundo te está esperando y te necesita a tí, al natural, tal cual eres.

hoy quiero también aprovechar para recordarte que en este mes de Febrero sólo habrá un único Taller de Constelaciones Familiares y será el sábado 24 de 10 a 14h así es que aprovecha esta oportunidad si tienes algún asunto que te está quitando el sueño. Sea el que sea.

Recuerda que se puede constelar TODO, hasta lo más inimaginable. ¡Reservas por WhatsApp(660774738)!

Si te ha gustado este post y te ha sido útil, deja tu impresión en comentarios.

Y me encantaría que te atrevieras a contarme tu experiencia con tu máscara ¿La has descubierto ya?

Y como diría mi querida Celia Cruz…¡La vida es un carnaval!

¡Quítate la máscara y atrévete a ser tú mismo!

¡Feliz Carnaval amigos!

Un beso de colores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15585

DESCÁRGATE AHORA MI EBOOK GRATUITO Y FORMA PARTE DE MI CÍRCULO

¿Quieres sanar tu historia familiar e identificar el origen de los bloqueos inconscientes que te limitan en la vida?

Te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Graciela del Campo Vara como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Active Campaign LLC. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en graciela@gracieladelcampovara.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Ir arriba